Pelotas y juegos: como entrenar la mente del perro y el gato

El juego , para nuestras mascotas, especialmente perros y gatos, consiste en algo más que un simple pase de tiempo o una forma de atraparlo y hacernos compañía.

Más bien, la actividad de juego para nuestro perro o gato consiste en una forma de atención a sus habilidades cognitivas que se activan a través de algunas actividades , que también le ayudan desde el punto de vista motor gracias al movimiento.

Jugando con el gato

A menudo se piensa que los gatos son mascotas bastante perezosas y, por esta razón, no pasamos tiempo jugando con ellos.

Este mito hay que disipar, ya que incluso a nuestros gatos les encantan las actividades divertidas, todo está en identificar lo que les atrae, ya sea una pelota o una cuerda, por eso te ilustramos a continuación algunas actividades que puedes practicar con tu gatito.

Bola de tifón con circuito

Esta forma de juego es apta para todos nuestros felinos, desde los más tranquilos hasta los más torpes ya que es un circuito con pies antideslizantes para cada pieza, y además resulta muy sencillo de construir.

El juego consiste en hacer que el gato siga el camino, que consta de curvas, rectas, subidas y bajadas, persiguiendo una bola iluminada por luces LED.

Esta actividad no aburrirá a tu gato, precisamente porque no es un camino fijo, pero el dueño puede crearlo de varias formas y además la bola iluminada atraerá constantemente la atención del gato.

Fantasma

Esta actividad está especialmente indicada para los gatos más perezosos que, atraídos por una pequeña luz láser activada por el propietario con un pequeño mando a distancia, comenzarán a perseguirlo con la intención de atraparlo.

El controlador equipado con un botón, permitirá a los propietarios decidir el movimiento de la luz, entre lento, rápido y aleatorio.

El patrón aleatorio incluye movimientos mixtos, lentos y rápidos, por una duración de 15 minutos, esto se debe a que esta actividad, si se prolonga por mucho tiempo, podría terminar frustrando a tu mascota, quien se sentiría incapaz de alcanzar el objetivo de atraparla.

Jugando con el perro

Lo que distingue a un perro de un gato consiste precisamente en las mayores posibilidades de juego tanto dentro como fuera del hogar, como en un parque o en la playa.

Además, muchos de los juegos caninos o sus actividades en general también logran involucrar al propio dueño, lo que contribuye a potenciar su relación y fortalecerlos a través de la diversión.

Recuperar con la pelota

El viejo juego de recuperar es uno de los más jugados entre perro y dueño porque logra involucrar y entretener a ambos.

Para esta actividad siempre se han utilizado herramientas al azar, que nos encontramos por casualidad, siempre que atraigan la atención del Fido, como un palo de madera u otros pequeños juguetes de plástico o tela.

Hoy en día se ha perfeccionado una herramienta tan sencilla como la pelota para poder atraer a nuestro Fido en cualquier caso.

Este puede ser pequeño, mediano o grande y suele estar hecho de plástico o caucho no tóxico.

También se pueden encontrar con un orificio central en el que se debe guardar un bocadillo o galleta, que con su olor induciría al perro a cazarlos.

Juegos de estrategia

Últimamente se han extendido los juegos de estrategia , sobre todo en los centros de entrenamiento, que mantienen activa la mente de nuestra mascota.

El juego consta de una estructura plástica y una base de goma antideslizante, esta herramienta tiene pequeñas ventanas en la superficie llenas de golosinas y cubiertas de tal manera que el perro se compromete a averiguar cómo llegar a su premio.

Lo importante en esta actividad es gratificar a tu perro, asegurándote de que no se aburra ni se moleste.

Ranking de los mejores productos